La normativa aplicable es la Ley 39/2006: promoción de la autonomía personal y atención a la situación de dependencia, en vigor desde el 1 enero de 2007.

Las ayudas a la dependencia pueden solicitarse acudiendo a los servicios sociales municipales o a los centros de atención primaria, donde un trabajador o trabajadora social valorará la situación y ofrecerá orientación sobre los trámites a realizar.

La legislación vigente en España contempla una serie de servicios y prestaciones para garantizar el derecho de los ciudadanos a la promoción de la autonomía personal y a la atención a las personas en situación de dependencia.

Podemos tramitar la solicitud en cualquier momento, la contribución se aplica con carácter retroactivo.