Tratamiento de la PBO

Existen multitud de terapias conservadoras o no invasivas que podemos poner en práctica para conseguir que la recuperación de los bracitos de nuestros hijos sea lo más satisfactoria posible. Las más comunes son las movilizaciones pasivas, la fisioterapia y la terapia acuática o piscina. Existen otras muchas. Intentaremos dar una descripción breve y práctica de la mayoría de ellas.

Los padres y familiares debemos implicarnos activamente en la rehabilitación de nuestros hijos y entender lo mejor que podamos su lesión. Sin embargo nuestro papel de padres debe primar sobre nuestro papel de “sanadores”. Para que esto sea así, lo ideal es que nuestro hijo acuda a sesiones de fisioterapia y estimulación(o terapia ocupacional, dependiendo del centro en el que sea tratado) al menos dos veces a la semana. Para ello, es esencial buscar la ayuda y la enseñanza de fisioterapeutas formados y experimentados

Durante los primeros 18 meses de vida, nos será de gran ayuda estimular el desarrollo psicomotor de nuestro bebé, para que éste llegue a usar su brazo para explorar, voltearse, apoyarse, arrastrarse y gatear. Para ello, es muy importante no sentar ni poner de pie al bebé antes de que lo haga él mismo; tacatacas y andadores se tienen que evitar a toda costa (como en cualquier otro niño sin ninguna lesión); preferiremos siempre una buena colchoneta a la tumbona y animaremos a que nuestro hijo aprenda a ser autónomo lo antes posible.

Durante toda la infancia, los juegos y las actividades deportivas nos ayudarán a estimular el uso activo del brazo afectado y su integración harmoniosa en el equilibrio psicomotor de nuestro niño. En todos los casos, la clave del éxito pasará por ser constantes y tener paciencia: nuestros bebés siempre lo logran, el tiempo y la manera son las variables.

En algunos casos, con el fin de darle más oportunidades de recuperación a los bracitos de algunos de nuestros niños, es necesario realizar intervenciones quirúrgicas que deben ser llevadas a cabo por cirujanos especialistas del plexo braquial y de la PBO (tratamiento de bebés). En el apartado de tratamientos quirúrgicos describimos brevemente las intervenciones más habituales.

A continuación tenéis una lista con temas habituales que surgen a la hora de tratar la PBO.

MOVILIZACIONES PASIVAS

ESPECIALISTAS DE PLEXO

TRATAMIENTO CONSERVADOR

PROPUESTAS DE EJERCICIOS Y JUEGOS

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

CONSEJOS DE CARA A UNA INTERVENCIÓN O UNA INMOVILIZACIÓN