Sentencia del TSJ de Galicia, Sección 1ª Sala de lo Contencioso Administrativo de fecha 21 de abril de 2004

 

Es evidente, a la luz de lo expuesto, que lo que determinó las secuelas referidas no fue el sistema de parto escogido sino la mala praxis por la utilización de maniobras desaconsejadas a la hora de proceder a la extracción del feto inmediatamente después de la expulsión de la cabeza fetal, al no lograr acomodarse los hombros a los diámetros máximos de la pelvis, quedando encajados por  encima de ella, normalmente sobre el borde anterior de sínfisis del pubis.

Tal conclusión, a la que llega esta Sala tras valorar la prueba obrante en las actuaciones y con especial apoyo en el informe emitido por el Ginecólogo Dr. Bayo de Enrique, permite concluir que la maniobra de Kristeller, utilizada para la extracción del feto por los servicios asistenciales del Complejo Hospitalario Arquitecto Marcide en el parto que nos ocupa, resulta totalmente desaconsejada en un caso como el presente, toda vez que la compresión externa en que aquella consiste, o lo que es igual la tracción y la presión combinada sobre el fondo del útero se asocian a un incremento de la lesión del plexo braquial. La tracción y la presión combinada sobre el fondo del útero se asocian a un incremento de la lesión del plexo braquial. La tracción de la cabeza del feto par intentar liberar el hombro anterior debe ser controlada, nunca excesiva ni vigorosa. Cuando se tracciona de la cabeza del feto hacia abajo estando atrapado el hombro en el pubis de la madre, se produce un estiramiento de las raíces nerviosas del plexo braquial que puede llegar a provocar una lesión de dicho plexo, incluso el arrancamiento de las raíces. Si esa maniobra de tracción excesiva va unida a una presión sobre el fondo del útero las posibilidades de lesionar el plexo braquial se acrecientan. Las maniobras indicadas en una situación de distocia de hombros como la presentada deben acomodarse a la siguiente secuencia: Limpieza de las vías respiratorias del feto; maniobra de Mc Roberts, consistente en la flexión máxima de las piernas de la madre sobre el abdomen para agrandar la pelvis; presión supra púbica, por la que se presiona con el puño por encima del pubis intentando provocar la rotación del hombro del feto en la dirección del canal del parto; maniobra de Woods, con el fin de alcanzar la rotación del hombro posterior hacia una posición anterior; otra opción válida es provocar la fractura de la clavícula del feto para movilizar de esa forma el hombro. Pero lo que en ningún caso resulta admisible es emplear la maniobra de Kristeller, ejerciendo presión sobre el fondo del útero.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.