Movilizaciones Pasivas

Antes de pasar a describir cómo deben realizarse las movilizaciones pasivas nos gustaría daros algunos consejos para que podáis poner en práctica durante las dos primeras semanas de vida de vuestro bebé.

  • A la hora de vestir al bebé será más sencillo si comenzáis por el bracito lesionado. Para desvestirlo es al contrario, primero quitamos la manga del bracito sano y la otra saldrá casi sin esfuerzo.
  • En el momento de la toma (lactancia materna o biberón) se le puede (y se le debe) alimentar desde el lado derecho y desde el izquierdo como a cualquier otro bebé. La única precaución que debemos tomar es la de mantener su bracito flexionado sobre el pecho. En caso de que se trate de lactancia materna y si existe fractura de clavícula asociada, se puede dar el pecho con el bebé en la posición del balón de rugby (aunque no es indispensable y no debe ser la única postura empleada porque favorecería la aparición de tortícolis en el bebé)
  • Al cogerle en brazos o ponerle en la cuna debemos poner atención para que su brazo no quede colgando o presionado bajo el peso de su cuerpo. (¡¡sin obsesionarse y sin miedo!!  Estar pendiente  de estos detalles nos sale a todos los papás de manera casi instintiva). Una buena manera de asegurarnos de que su bracito no quede colgando es envolverle con una mantita.

 

Postura Correcta

Este es un ejemplo de cómo coger a nuestro bebé correctamente

Postura Incorrecta

Este otro es un ejemplo de qué posturas debemos evitar

  • A la hora del baño se recomienda sujetar la escápula y el bracito afectado con una mano y lavarle con la otra (tranquilos, no es tan difícil como parece al leer esto). No se debe atar nunca el bracito del bebé a la cuna para mantener su hombro en rotación externa. Esta medida está totalmente obsoleta y se ha comprobado que es nociva para la articulación del hombro de vuestro de bebé.
  • Debemos vigilar que la axila esté bien limpia y seca para mantener esa piel tan delicada en buen estado y evitar maceraciones del tejido (en las parálisis superiores es un poco difícil separar el bracito del cuerpo y a veces por miedo a hacerle daño no se limpia correctamente esa zona).

 

 CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LAS MOVILIZACIONES PASIVAS

  • Consisten en la realización por parte del sanitario o familiar de movimientos de las diferentes articulaciones sin la participación del niño, no hay por tanto una actividad voluntaria del mismo.
  • Tienen por objeto mantener la movilidad articular y flexibilidad muscular.
  • Se comienzan inmediatamente después de que sea diagnosticada la PBO (excepto en el caso de que nuestro bebé presente una fractura de clavícula asociada a la PBO, en cuyo caso se deberá dejar reposar el brazo en cabestrillo hasta que se resuelva dicha fractura, es decir, unas dos semanas). Algunos especialistas recomiendan retrasar unos quince días el inicio de las movilizaciones para facilitar la resolución del componente inflamatorio de la lesión.
  • Estos ejercicios se deben realizar varias veces al día (lo ideal es hacerlos en cada cambio de pañal o mínimo unas cuatro sesiones al día).
  • Se repite cada movimiento diez veces.
  • Para saber si estamos haciendo el movimiento completo o no, es útil comparar con el otro bracito sano. Tener cuidado en no provocar un sobre-estiramiento en las articulaciones. No forzarlas más allá de su amplitud fisiológica.
  • Para evitar que compense o “haga trampas” con la espalda o con otras estructuras hay que fijar la articulación del hombro y la escápula como se indica.
  • Los movimientos tienen que ser suaves, lentos y recorriendo todo el arco de movimiento
  • No producen ningún dolor.
  • Estos ejercicios son imprescindibles para mantener en buen estado las articulaciones y las estructuras adyacentes (cápsula, ligamentos, etc…) y evitar contracturas de los músculos.
  • Si no mantenemos en buen estado las articulaciones y los músculos, el movimiento NO será posible aunque se haya resuelto el daño de los nervios afectados.
  • Podéis encontrar algunos esquemas de cómo realizarlos en los siguientes enlaces. No obstante vuestro fisioterapeuta o médico rehabilitador os dará un esquema muy similar en vuestro centro de referencia.

Ejemplo en BPP Foundation

Ejemplo de Dr. Nath

  • No intentar mover ni estirar cuando el niño este haciendo algún movimiento involuntario. Esperar a que se relajen primero. Cuando los bebés son más pequeñitos es más sencillo realizar las rutinas de movimientos completas. Según van creciendo se hace imprescindible ser creativo y aprovechar momentos en los que está más relajado, viendo sus dibujos favoritos, mientras duerme, etc…En los siguientes vídeos podéis ver una demostración de cómo se deben realizar. Sólo tratan de orientar a las familias. Para aprender correctamente lo mejor es que el fisio que trate a vuestro hijo os enseñe y resuelva todas vuestras dudas. El bebé que aparece como modelo en  los vídeos de nuestra web no presenta ninguna lesión.